Bodega Cruzat se fundó en el año 2004 por empresarios chilenos y el ingeniero agrónomoy enólogo Pedro Federico Rosell.

Rosell dice que “La paciencia, el trabajo y la dedicación son la clave para obtener buenos resultados en el mundo del vino”. Para vinos espumosos muchas veces se deben tomar "decisiones netamente sensoriales".

Con una gran trayectoria en el mundo del vino, Pedro Rosell es un referente y de los mejores calificados en Argentina, sobre vinos espumante, asesorando a muchas bodegas sobre el tema.
Estudio en el Liceo Agrícola y Enológico Domingo Faustino Sarmiento de la facultad de Ciencias agrarias de la UNCuyo. Becado en el Instituto de Enología de la Universidad de Burdeos, Francia, donde fortaleció sus conocimientos sobre vinos espumantes.

 Pedro Rossel

Bodega

La Bodega Cruzat persigue un objetivo muy claro, crear espumantes de excelencia y altísima calidad, presentado en segmentos de alta gama, para un mercado en crecimiento. Para esto, se dedicó a la búsqueda del terroir más adecuado para mejores condiciones de cultivo y producción.

Los viñedos se encuentran en Lujan de Cuyo y el Valle de Uco. En este último, están ubicados en el distrito de Tunuyán, Tupungato y San Carlos, plantados a una altitud de entre 1000 y 1300 M.s.n.m, con una superficie territorial de 17.379 Km2. Los viñedos de Lujan de Cuyo están ubicados en Pedriel, entre 950 y 1000 M.s.n.m, con una superficie total de 4.847 Km2.

Sin duda, estos son los mejores territorios para la viticultura. En su afán de alcanzar  la excelencia y calidad, Bodega Cruzat busca potenciar cada detalle, por eso el edificio arquitectónico se encuentra rodeado de paisajes, álamos y viñedos, ofreciendo al público, aparte de exquisitos vinos espumantes, un enoturismo satisfactorio, de buena comida y grata experiencia.

Elaboración

Se caracterizan por utilizar el método tradicional o “Champenoise”, acompañado de alta tecnología de punta y un gran conocedor de vinos como Pedro Rossell.
Los espumantes son elaborados con base de Chardonnay y Pinot Noir, presentan un portfolio de 2 grandes líneas, Clásicos y Cuvée.

Los clásicos se destacan por ser jóvenes y frescos, con bouquet floral y frutal, fino y distinguido.
Los Cuvée son la primera línea de Cruzat, sobrepasan el camino de calidad, de cuerpos y aromas definidos, amables y maduros, de textura cremosa y firme.