En el siglo XIX llega Celestino Cassone a Argentina, proveniente de Italia. En los años 50, Roberto Cassone (Hijo de Celestino) fue el pionero de la familia en insertar esta pasión por el vino, los elaboraba desde su propia Bodega y viñedos.
En el año 1998 Eduardo Cassone (Hijo de Roberto) decide reinventar la Bodega junto con su mujer Florencia Ferreira Funes e hijos (Federico, Martin y Eduardo José), con el propósito de mantener esta tradición, creando vinos finos de alta calidad.
 
La bodega nace con la idea de crear vinos de alta calidad, en sus inicios, como una bodega boutique, producían alrededor de 80.000 botellas. Con más de 17 años de trayectoria su volumen de producción creció a 500.000 botellas, de las cuales el 85% de esa producción son exportados a países del extranjero.

Bodega Familia Cassone se encuentra ubicada en la localidad de Lujan de Cuyo, distrito de Mayor Drummond, junto con su viñedo Finca la Florencia, el cual posee una parcela de Malbec de 103 años de antigüedad.
Todas las uvas son extraídas de viñedos propios, excepto el torrontés que proviene de la Rioja.

Poseen 3 viñedos ubicados en Lujan de Cuyo:

-Finca la Florencia, este viñedo ya mencionado, pose 14 hectáreas de Cabernet Sauvignon y Malbec. Plantados a una altitud de entre 850 y 950 M.s.n.m.

-Finca la Dominga, posee 15 hectáreas de Malbec. Plantadas a una altitud aproximada de 900 M.s.n.m

-Finca Agrelo, posee 80 Hectáreas con 7 variedades plantadas: Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Chardonnay,Sauvginon Blanc, Viognier.

Portfolio
En la actualidad poseen 2 líneas de vinos finos. Con la particularidad que todos tienen en común, de ser vinos agiles en el paladar, que siempre invitan a otra copa.

-Finca la Florencia: Es la línea de vinos jóvenes, con propiedades frutales y florales. De estructuras frescas. Con sutiles toques de madera.
-Obra Prima: Vinos con reserva, de cuerpo y estructura marcada. Son los Premium de la bodega.

En la actualidad, el encargado y líder de elaborar vinos de alta gama es Federico Cassone, el alma de la Bodega familiar, que con mucho entusiasmo, euforia, ganas de crecer e innovar, mantiene a la bodega en lo más alto. Siempre con la compañía de su inseparable familia.