Malbec, uva de piel blanda y delgada, color rojo profundo, casi rubí, con tintes púrpuras y azulados con mucha intensidad, haciéndolo llegar casi al negro, abundantes taninos, con gran cuerpo, aroma afrutado y floral, con sabores de chocolate, vainilla, frutos secos, ciruela y pequeñas notas de hierbas. Ya en boca, es cálido, suave, dulce

Varietal que da nombre a los más famosos vinos Argentinos, todo y que sus orígenes no lo son.

Originario del suroeste Francés, en la provincia de Quercy y Cahors, cerca de los Pirineos. Se dice que el nombre lo toma de Monsieur Malbeck, aunque la mayoría de las evidencias apreciadas por el viticultor Pierre Galet, sugieren que se originó, probablemente en el norte de Borgoña y que el nombre del varietal era côt.   A mediados del Siglo XIX, Michael Pouget, ingeniero agrónomo francés, desde Chile, trajo la uva a Argentina

Desde 2011, cada 17 de abril se celebra el Día Mundial del Malbec. Fecha relacionada con aquella llegada a Mendoza de Pouget. En 2014, hubo más de 60 festejos en muchos países. En Buenos Aires, 1.200 personas degustaron más de 100 etiquetas de casi 30 bodegas, bajo el lema “El Malbec hace ruido”, logrando con creces el objetivo esperado

El 17 de abril se realizará la cuarta edición del Malbec World Day, celebración internacional dedicada exclusivamente a la uva argentina por excelencia, de la mano de Wines of Argentina bajo el lema “celebremos un clásico”. En esta edición, se esperan más de 70 eventos, en 70 ciudades de 54 países.

El Malbec hace bien a Mendoza, el Malbec hace bien a Argentina.

MWD2016