Rewen es una de esas bodegas que expresan todo su potencial desde su nombre  mismo. Este, en lengua Mapuche significa “lugar sagrado”. Y sus dueños se han propuesto tener una relación con la tierra, los viñedos, los vinos, los socios y los clientes con “el mismo sentido de lo sagrado”,  mejorando la calidad de vida en esta relación. Además su objetivo es poder llegar a ser una bodega prestigiosa, reconocida mundialmente a través de sus distintivos vinos.

Bodega Rewen se ha propuesto marcar la diferencia, para esto han diseñado una serie de herramientas que consideran el fundamento de su empresa.

 El vino, entienden ellos, debe ser “innovador” y “delicioso”. Su filosofía “un viaje fuera de lo común” explica cómo se proponen lograrlo porque consideran que aportan al mercado un producto diferente. Cuidando hasta el más mínimo detalle en este aspecto, desde el suelo hasta la copa, de manera singular y común.

Sus prioridades están relacionadas con estos objetivos, por ello la satisfacción de los clientes es la máxima prioridad y es el centro de su tarea. Entienden que el camino es asegurar la excelencia por lo que cuentan con las siguientes normas:

                     - Tienen la certificación ISO 9001:2000 y aspiran a la mejora constante de sus procesos en todos los niveles.

                     - Cuentan también con la certificación BPA (Buenas Prácticas Agrícolas) y aspiran a aplicar buenas prácticas agrícolas en sus viñedos.

                    - Estan en proceso de obtener la certificación BPM (Buenas Prácticas de Manufactura) a fin de seguir las más profesionales prácticas de manufactura en la bodega.

                    - Contratan la mejor y más talentosa gente de la industria a fin de asegurar al cliente la mejor experiencia posible.

Sus horizontes se encuentran en constante búsqueda, para lograr la mejor calidad de sus productos  a través de una continua innovación. A la vez la innovación los motiva para seguir invirtiendo esfuerzos para mejorar progresivamente la calidad de sus vinos.

El capital que Bodega Rewen State considera más valioso es el capital humano. Ellos son los encargados del cultivo, la producción y distribución de los vinos. Esta armoniosa relación en unidad crea entra las partes la conexión con “aquellos que disfrutan, comparten y viven la vitivinicultura con pasión.”